Citas

Las sociedades que esperan su felicidad de la mano de sus Gobiernos esperan una cosa que es contraria a la naturaleza.

Juan Bautista Alberdi en "La omnipotencia del Estado es la negación de la libertad individual" [en línea, disponible en: http://www.elcato.org/node/1271; internet; accesado el 16 de febrero de 2009].

Es muy simple el camino por donde el extremo amor a la Patria puede alejar de la libertad del hombre y conducir al despotismo patrio del Estado.

Juan Bautista Alberdi en "La omnipotencia del Estado es la negación de la libertad individual" [en línea, disponible en: http://www.elcato.org/node/1271; internet; accesado el 16 de febrero de 2009].

Prometer y escribir estas garantías, no es consagrarlas. Se aspira a la realidad, no a la esperanza. Las constituciones serias no deben constar de promesas, sino de garantías de ejecución.

Juan Bautista Alberdi, Bases y puntos de partida para la organización política de la República Argentina. (Buenos Aires: Editorial Lancelot, 2009), p. 117.

Con un derecho constitucional republicano y un derecho administrativo colonial y monárquico, la América del Sur arrebata por un lado lo que promete por otro: la libertad en la superficie y la esclavitud en el fondo.

Juan Bautista Alberdi, Bases y puntos de partida para la organización política de la República Argentina. (Buenos Aires: Editorial Lancelot, 2009), p. 118.

La omnipotencia de la patria, convertida fatalmente en omnipotencia del Gobierno en que ella se personaliza, es no solamente la negación de la libertad, sino también la negación del progreso social, porque ella suprime la iniciativa privada en la obra de ese progreso.

Juan Bautista Alberdi en "La omnipotencia del Estado es la negación de la libertad individual" [en línea, disponible en: http://www.elcato.org/node/1271; internet; accesado el 16 de febrero de 2009].

Nuestro derecho colonial no tenía por principal objeto garantizar la propiedad del individuo sino la propiedad del fisco. Las colonias españolas eran formadas para el fisco, no el fisco para las colonias. Su legislación era conforme a su destino: eran máquinas para crear rentas fiscales.

Juan Bautista Alberdi, Bases y puntos de partida para la organización política de la República Argentina. (Buenos Aires: Editorial Lancelot, 2009), p. 118.

Los pueblos del Norte no han debido su opulencia y grandeza al poder de sus Gobiernos, si no al poder de sus individuos.

Juan Bautista Alberdi en "La omnipotencia del Estado es la negación de la libertad individual" [en línea, disponible en: http://www.elcato.org/node/1271; internet; accesado el 16 de febrero de 2009].

Mientras se admita en principio que la ley puede ser apartada de su verdadera función, que puede violar la propiedad en lugar de protegerla, cada clase querrá hacer la ley, ya sea para defenderse de la expoliación, ya sea también para beneficiarse de ella.

Frédéric Bastiat. "La ley" en Obras escogidas. Madrid: Unión Editorial, 2004.

La existencia de la Personalidad, la Libertad y la Propiedad, no se debe a que los hombres hayan dictado Leyes. Por el contrario, la preexistencia de su personalidad, libertad y propiedad es la que determina que puedan hacer leyes los hombres.

Frederic Bastiat, La ley [en línea, disponible en http://www.elcato.org/node/1276; internet; accesado el 31 de julio de 2008].

Los planes difieren, los planificadores son todos iguales.

Frederic Bastiat, Economic Harmonies, [en línea, disponible en inglés en http://www.econlib.org/library/Bastiat/basHar.html; internet; accesado el 31 de julio de 2008].

La fraternidad es espontánea o no lo es. Decretarla es aniquilarla.

Frederic Bastiat, Justicia y fraternidad [en línea, disponible en http://www.elcato.org/node/1248; internet; accesado el 31 de julio de 2008].

Toda la diferencia entre un mal y un buen economista es ésta: uno se limita al efecto visible; el otro tiene en cuenta el efecto que se ve y los que hay que prever.

Bastiat, Frederic. Lo que se ve y lo que no se ve [en línea, disponible en http://bastiat.org/es/lqsvylqnsv.html; internet; accesado el 31 de julio de 2008].

Cuando un funcionario público gasta en provecho propio cinco francos más, es porque un contribuyente gasta en provecho propio cinco francos menos. El gasto del funcionario se ve, porque se verifica; pero el del contribuyente no se ve, porque, ¡ay!, se le impide realizarlo.

Frédéric Bastiat. "Lo que se ve y lo que no se ve" en Obras escogidas. Madrid: Unión Editorial, 2004.

Yo, lo confieso, soy de los que piensan que la capacidad de elección y el impulso deben venir de abajo, no de arriba, y de los ciudadanos, no del legislador. La doctrina contraria me parece que conduce al aniquilamiento de la libertad y de la dignidad humanas.

Frédéric Bastiat. "Lo que se ve y lo que no se ve" en Obras escogidas Madrid: Unión Editorial, 2004.

Nuestros adversarios creen que toda actividad no reglamentada ni subvencionada languidece hasta la aniquilación. Nosotros creemos lo contrario. La fe de aquéllos está puesta en el legislador. La nuestra, en la humanidad.

Frédéric Bastiat. "Lo que se y lo que no se ve" en Obras escogidas. Madrid: Unión Editorial, 2004.

Pages